Bebé cae a una piscina y te sorprenderá lo que hace

21 de Mar de 2017 por Marta Ginés

Las cámaras de seguridad grabaron como el perro consigue abrir la puerta hacia el jardín y el bebé, que apenas sabe caminar, escapa, se acerca al borde de la piscina y cae...

Este vídeo tan solo es una muestra de un peligro real que puede sufrir un bebé y como resolverlo. Se trata de mostrarle al mundo como enseñando a tu bebé a flotar puede salvarle la vida. El vídeo está grabado ante la atenta mirada del padre y con un bebé que ha sido enseñado para solventar esta situación con calma y serenidad.

A la mayoría de los niños les encanta el agua y algunos aprenden a nadar desde muy pequeños, sin embargo, muchos a los 5 años siguen usando flotador o manguitos, porque se les ha inculcado cierto temor al agua.

Hay que mantener una actitud positiva, conseguirás que tu hijo mejore su habilidad para nadar si compartes sus juegos acuáticos. Y si solo se mete en la piscina con flotador, anímale a jugar sin él donde no cubra.

A menos que hayan sufrido experiencias negativas previas, los niños no suelen tener miedo al agua. Si ves que llora no te preocupes, tan solo es porque se encuentra ante una situación desconocida. No le fuerces a entrar en el agua porque conseguirás agravar sus temores.

Quédate jugando con él en la orilla hasta que despierte su curiosidad y le apetezca entrar.

A continuación otro vídeo de un bebé. ¿Cruel o efectivo?

Otros artículos